Solicita cita previa gratuita en el 960 000 120, estarás en las mejores manos

¿Cuándo debemos comenzar a hacer tratamientos con Bótox?

frecuencia uso botox

El Bótox es el tratamiento estético más demandado en nuestro país. Bótox es el nombre comercial y la palabra por la que todo el mundo conoce este tratamiento que en realidad se llama toxina botulínica.

Bótox es el nombre comercial y la palabra por la que todo el mundo conoce este tratamiento que en realidad se llama toxina botulínica.

El momento adecuado para empezar a utilizar este tratamiento es cuando el paciente vea rasgos en su rostro que le gustaría mejorar. Como profesionales de la medicina estética nos gusta aconsejar que ni la obsesión ni la dejadez son buenas consejeras. No es recomendable un uso demasiado precoz para querer adelantarnos a las futuras arrugas, y tampoco es aconsejable denostar este tratamiento por el miedo a un rostro inexpresivo.

Tanto la mujer, como cada vez más hombres, no deben descuidar su imagen ni tampoco obsesionarse con ella.

La toxina botulínica es un tratamiento que bien administrado y con la adecuada moderación proporciona unos resultados muy satisfactorios, naturales y sin cambios sobre la expresividad de la cara.

Cuando utilizamos este tratamiento de manera preventiva a partir de la aparición de las primeras líneas de expresión el resultado es muy positivo.

Las arrugas de expresión

Las arrugas de expresión se forman como consecuencia de las gesticulaciones faciales que hacemos a diario, que junto con el paso del tiempo y otros factores como puede ser la exposición solar de la piel del rostro, hacen que la cara de una persona vaya cambiando debido al envejecimiento.

arrugas expresión botox

Si comenzamos con un tratamiento adecuado cuando estos signos de la edad son visibles, obtendremos resultados muy naturales, prácticamente imperceptibles.

Cuanto menos profunda es la arruga, más sencilla es de eliminar, y más sencillo es evitar que el paso del tiempo vaya marcando la piel.

El botóx actúa impidiendo que el músculo se contraiga y al no contraerse no se forma arruga. Comenzar este tratamiento en una etapa temprana da lugar a una disminución del impacto del envejecimiento de la piel y de la pérdida de elasticidad.

Las personas con mucha expresividad o que gesticulan mucho son más propensas a desarrollar arrugas de manera prematura, por lo que muchas pacientes comienzan a demandar tratamientos alrededor de los 35 años.

La influencia genética, la alimentación y cierto tipo de hábitos, tanto positivos como negativos, también van a influir en la calidad de la piel y en que una persona sea más propensa que otra a envejecer más rápido.

¿Cuándo comenzar a usar Bótox?

Alrededor de los 40 años es una buena edad para comenzar a corregir las arrugas de expresión si se tienen. Hay personas que han sometido su piel a la exposición solar de manera habitual, que fuman, o que practican habitualmente deporte al aire libre, por lo que es normal que su piel esté más estropeada que la de otra persona sin estos factores de envejecimiento.

Los 35-40 son una buena edad para comenzar a corregir estos signos y obtener resultados naturales, ya que el uso temprano del bótox evita que se desarrollen arrugas demasiado marcadas.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento consiste en la infiltración de pequeñas cantidades de toxina botulínica mediante una aguja muy fina, por lo que el tratamiento resulta prácticamente indoloro.

Los efectos aparecen generalmente entre el 2º y el 4º día, siendo completo a los 10-15 días. Los efectos de la toxina botulínica duran, como media de 4 a 6 meses, después de los cuales, los músculos vuelven a recuperar progresivamente su fuerza de contracción y, por tanto, las arrugas vuelven a aparecer de nuevo, pero nunca con mayor intensidad que antes de su aplicación.

Etiquetado en: ,