Estarás en las mejores manos

Remodelación y regeneración facial y corporal por Ondas de Choque

ondas-de-choque-clinica-garcia-moro

La Clínica Dra. García Moro presenta un tratamiento único en la Comunidad Valenciana de remodelación y regeneración facial y corporal por ondas de choque. Con este procedimiento estético, de tecnología suiza, podemos tratar cualquier zona del cuerpo en la que se presenten depósitos de grasa, celulitis, flacidez, arrugas, estrías o cicatrices. Como la cara, brazos, abdomen, cartucheras, glúteos, muslos y rodillas.

Empleando Cellactor, el aparato con el que se aplica el tratamiento, se consiguen unos resultados excelentes sin necesidad de esfuerzos ni intervención quirúrgica.

Se trata de un tratamiento con ondas acústicas de gran energía que penetra en la profundidad de los tejidos, logrando prevenir el envejecimiento, regenerando, reparando y reafirmando los tejidos maduros o dañados por cualquier causa.

Al actuar directamente aumentando la permeabilidad de las células, el tejido no se rompe ni es dañado, es más, aporta beneficios para el cuerpo, activando la circulación, los factores de crecimiento, las células madres o la producción colágeno y elastina.

La duración del tratamiento varía dependiendo de la zona a tratar y el paciente. Por lo tanto, el primer paso será someter al paciente a una evaluación previa totalmente gratuita para establecer qué necesita y en cuánto tiempo. El número de sesiones cuando Cellactor se aplica facialmente, será normalmente de 6 sesiones, por el contrario, si se aplica corporalmente, hablaríamos de entre ocho y diez sesiones. Es conveniente dejar un periodo de 48 horas entre dos sesiones que vayan a ser aplicadas en la misma zona.

Ya son muchas la celebridades que se han pasado al bando de las ondas de choque, descubriendo así sus múltiples beneficios. Madonna, como en muchas otras facetas, fue pionera en su uso, y no han tardado en seguir sus pasos actrices como Demi Moore o la española Penélope Cruz. Ellas ya disfrutan de una figura envidiable y de todos los beneficios de las ondas de choque, basta con echar un ojo a sus apariciones para darse cuenta.