Estarás en las mejores manos

¿Cómo recuperarse de los excesos del verano?

Recuperar excesos verano GAMO

En septiembre llega el momento de volver a portarse bien. Pero… ¿cómo conseguir volver a recuperar la línea?

1. Organizar las comidas

Dedicar 10 minutos a la planificación dietética conlleva grandes beneficios. Es fácil, se trata de comer de forma simple, variada, sin extras y en cantidades moderadas. Básicamente, vegetales y fruta, farináceos integrales, legumbres, pescado, frutos secos, agua y aceite de oliva.

2. Establecer horarios

Es básico intentar comer a la misma hora cada día y evitar los grandes periodos de tiempo entre ingestas.

3. Seguir una dieta equilibrada, sana y saludable

Sigue una dieta equilibrada, basada especialmente en el consumo de hortalizas, verduras y frutas frescas, pescados, carnes magras, legumbres y cereales integrales.

4. Beber mucha agua

Hay que llegar a los 2 L de agua al día y olvidémonos de las bebidas refrescantes (incluso las light o sin azúcares), de las cervezas (aunque sean sin alcohol), de los vinos (aunque sean de calidad) y de los zumos envasados.

5. Cenas suaves

Es aconsejable volver a las cenas donde los vegetales son el elemento principal. Las sopas de verduras naturales, las verduras al vapor o las ensaladas no pueden faltar acompañadas de una fuente proteica como son la carne, el pescado y los huevos.

6. Después de las comidas incluir tés que ayudan a controlar el hambre
7. Empezar con el ejercicio físico (caminar 30 min.)

Cabe recordar que la regularidad es mucho más importante, efectiva y sana que la intensidad

8. Aumenta el consumo de verdura y utilizar buenos métodos de cocción

Elige métodos de cocción que no requieran aceite, utilizando caldo desgrasado y superficies antiadherentes, cocido o hervido, vapor, escalfado, rehogado, plancha, horno o papillote. Así se reducen las calorías de forma significativa haciendo las preparaciones mucho más saludables.

9. Huye de las dietas milagro

Son las que prometen resultados espectaculares en poco tiempo, o incluso aquellas que imponen una gran restricción de alimentos o energía (kilocalorías).